Imprimir
Categoría: Salud
Visto: 2955

Cafe: Efectos y Beneficios. Para muchos un vicio, para otros un reconstituyente necesario y, para otros, una forma de ligar

Pocas bebidas resultan tan apasionantes en sí mismas como el café, y no solo por sus notables efectos sobre la salud en general, y el estado de ánimo en particular, sino también por su historia. Basta un simple vistazo a la wikipedia: Historia del Café para darse cuenta. Difícil saber su origen o procedencia a ciencia cierta, aunque todos los indicios apuntan a una región llamada Kaffa, en el corazón de Abisinia (Etiopía). Cuenta la leyenda que, por aquel entonces, allá por el siglo VII, un pastor de nombre Kaldi fue el que lo descubrió. Bueno, para ser exactos no fue el, sino una de sus cabras a las cuales pastoreaba. Él tan solo se limitó a observar y, a su manera, interpretar la reacción de una de estas cabras tras comerse unos extraños granos de... "café". Kaldi, intrigado, recolectó la planta, sus hojas y sus frutos, y decidió preparse una infusión con todo ello, para ver qué pasaba. Sin embargo, el resultado no fue de su gusto. Sabía mal y, molesto, lo arrojó todo al fuego. Para su sorpresa, acto seguido, comenzó a emanar un agradable aroma. El pastor, que más que pastor parecia un científico, decidió replicar la prueba, pero esta vez tostando los granos con los que se haría la infusión y, al igual que su cabra, no solo disfrutó del sabor sino también de una deliciosa euforia. Él no lo sabía, pero había descubierto el café. Por suerte para todos nosotros no se guardó el secreto, comunicándoselo de inmediato al Prior del Monasterio Chehodet. A partir de ahí, el café, y su arbol, el cafeto, junto con sus propiedades, se extendieron por todo el mundo.

El café ayuda a prevenir el cáncer: El consumo habitual de café es útil para prevenir ciertos tipos de cáncer, dado el alto número de sustancias antioxidantes que contiene. Un consumo moderado, de dos tazas al día, nos ayudará a mantener a raya la amenaza de desarrollar un cáncer de colon, vejiga, y, según algunos estudios, hasta de mama.

El café, te da fuerzas y energía. No resulta fácil enfrentarse a los quehaceres y preocupaciones habituales, sobre todo con esa extraña sensación de cansancio que podemos experimentar tras desperezarnos. El café es una sustancia vigorizante, que ayuda a poner el organismo en actividad, nada más levantarnos. Esto se debe a la cafeína, un estimulante del sistema nervioso. ¿Nunca has oído la frase, “hasta que no tome un café, no soy persona”? Pues sí, una buena taza de café es la mejor forma de ponerse las pilas.

El café protege tu dentadura. Quizás sea difícil de creer, de hecho tanto el café como el tabaco son los culpables de que muchas personas se acomplejen de su sonrisa, sin embargo, el café puro, sin aditamentos, como la leche o el azúcar, ayuda a reforzar el esmalte, y por tanto a protegernos de la caries.

El café es bueno para tu corazón: Sí, es cardio saludable, como suele decirse. Tomar dos tazas al día, y en todo caso menos de cuatro, ayuda a prevenir la aparición de infartos. Pero ojo con pasarse, pues podríamos provocar justo el efecto contrario.

El café te mantiene alerta. La incidencia de la cafeína en el sistema nervioso no solo produce un efecto estimulante, proporcionándote un plus de energía, sino que además hace que tu cerebro funcione de forma más eficaz, a la hora de comunicarte, de advertir un peligro, o de resolver un problema. No lo dudes, si necesitas agudizar tus sentidos, el café es tu mejor aliado.

El café como analgésico. Un buen dolor de cabeza no creo que te lo quite, pero en casos menores, al dilatar los vasos sanguíneos del cerebro y mejorar la circulación, experimentaremos una mejora sustancial de los síntomas, encontrándonos mejor.

El café te ayuda a combatir las alergias. Una vez más, la cafeína, como una navaja suiza multiusos, también es útil en este sentido, pues ayuda a dilatar los bronquios y a respirar mejor. En temporada de alergias, el café nunca está de más

¿Estas deprimido? Pues sí, lo has adivinado, una buena taza de café te ayudará a levantar el ánimo, a sentirte mejor, y ya no digamos si es en compañía. Existen muchos estudios al respecto, pero quizás el más curioso es el que señala que, entre los consumidores de café el riesgo de suicidio es un 50% menor. Ahí queda eso.

Y además, el café adelgaza. Por si fueran pocas las razones que llevamos esgrimido, ahora encima, también nos será útil para lograr una figura estilizada.

Adiós al Parkinson. Bueno, adiós, lo que se dice adiós, pues no, pero las probabilidades de sufrir esta terrible enfermedad son mucho menores entre los consumidores habituales de café.

El café es un buen aliado contra el estreñimiento. Ya lo dice la sabiduría popular: Café y cigarro, muñeco de barro. El cigarro (el tabaco en general), está totalmente prohibido en lo que a hábitos de vida saludables se refiere, no así el café. Y una buena taza por las mañanas, con el estómago vacío, siempre a la misma hora, ayudará a que nuestro vientre funcione como un reloj.

El café, ¿Qué haríamos sin él a la hora de pedir una cita con alguien que nos gusta? Probablemente sea la frase más socorrida de la historia a la hora de pedirle una cita a alguien ¿Cuándo quedamos para tomar un café? No tienes excusa, y prácticamente la obligación de ser un buen cafetero.

Ya sabes, consúmelo con moderación, dos tazas al día son suficientes. Si lo haces en casa, asegúrate de comprarlo siempre en grano, y no molido. Nada mejor que el café recién molido, aunque para ello necesitarás un molinillo eléctrico. En cuanto a las variedades, que son muchas y muy sabrosas todas ellas, mejor ya le dedicaremos una entrada aparte. Quien aquí suscribe, siempre café natural, en grano, y hecho en cafetera italiana, la de toda la vida.

COMPRAR CAFE EN AMAZON

  • No se han encontrado comentarios
Powered by Komento

Usamos COOKIES para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de medios sociales y analizar el tráfico. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso