¿Quieres hacerte un tatuaje? Aquí tienes algunas consejos

La tradición ancestral de tatuarse el cuerpo, de hacerse un tatuaje (tatoo en inglés) vuelve a estar de moda. Esta práctica —cuyo origen es casi imposible saber con exactitud (los egipcios ya se tatuaban hace más de 3000 años)—, hasta hace más bien poco, había sido relegada a ciertos sectores de la población, marginales y asociados con la delincuencia. Es por ello que el tatuaje, incluso hoy en día, es considerado un tema tabú en determinados círculos de la sociedad, sin embargo, esta percepción está cambiando a pasos agigantados. La popularización del tatuaje, y el retorno a la esencia de los valores primigenios que lo promueven, ha supuesto que cada vez más gente se interese por ellos. Una prueba inequívoca de esta “popularización” es el fuerte repunte que han experimentado los estudios de tatuaje. Atrás queda la imagen trasnochada del tatuador que hacía sus trabajos en la clandestinidad. Ahora es una actividad profesional como otra cualquiera, sin embargo, quizás te convenga conocer algunos consejos básicos antes de hacerte un tatuaje.

¿Por qué quieres hacerte un tatuaje?

Ésta es la primera pregunta de debes formularte, y debes hacerlo desde la serenidad. No es que los tatuajes sean para toda la vida, tal y como se suele decir, pero eliminarlos resulta muy complicado. Las condiciones de nuestra vida cambian con el tiempo, y lo que piensas que hoy es de una forma, dentro de unos años puede ser de otra. Hacerse un tatuaje es una decisión que debes meditar, y no ser fruto de una noche loca. Debes estar seguro de lo qué quieres, y cómo lo quieres.

¿Dónde hacerse un tatuaje?

La respuesta es muy sencilla. Siempre en un establecimiento homologado por las autoridades sanitarias. Ya no solo por temas de salud, sino también estéticos o artísticos. Si el profesional no tiene la competencia requerida es muy posible que el tatuaje no luzca todo lo bien que uno pudiese desear. Un tatuador inexperto o aficionado puede crearte un buen estropicio, no lo olvides. Como suele decirse, lo barato sale caro.

¿Cuáles son mis derechos? ¿Qué debería exigir?

Aunque en un estudio profesional todos los detalles suelen estar bajo control, no está demás exigir el uso de tintas homologadas en Europa. También se recomienda que, o bien tomes una fotografía del frasco de tinta que se ha utilizado para el tatuaje, o bien se informe en la factura de forma detallada la marca del fabricante e identificación completa del producto. Toda esta información es muy útil por si, a largo plazo, surgen complicaciones, o incluso si algún día decides borrar el tatuaje. Si no tomas buena nota de todo ello, con el tiempo no serás capaz de recordarlo, y los tatuajes que dan problemas, suelen hacerlo con el tiempo.

¿Qué colores son los más aconsejables?

El negro, la tinta negra basada en carbón es la que causa menos problemas y la más fácil de eliminar, dado el caso. Por el contrario, la tinta roja es la más problemática, y la que suele generar más reacciones adversas. Al igual que el color negro, el color rojo también es de los más fáciles de eliminar. Los colores claros, como el blanco, o el amarillo, son muy difíciles de eliminar.

¿Cómo quitar un tatuaje?

Como ya hemos dicho, los colores claros son los más complicados de borrar, pero no es una tarea imposible. En el mercado existen muchos productos milagrosos, sin embargo la única técnica segura y eficaz es el láser Q-Switched (Rubí, Alejandrita o Nd:YAG/KTP), y el único especialista que puede hacerlo con garantía de éxito, y sin temor a efectos secundarios, es el médico dermatólogo.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios